Pasteurización y cocina al vacío

La temperatura es el único modo de hacer frente a la amenaza de las bacterias en la cocina y eliminarlas. Más allá del umbral crítico de temperatura, cuanto más alta sea la temperatura más eficaz será el proceso de muerte bacteriana, aunque el tiempo que se invierta en el proceso juega, en este caso, un papel fundamental.

Pasteurización y cocina al vacío

La temperatura es el único modo de hacer frente a la amenaza de las bacterias en la cocina y eliminarlas. Más allá del umbral crítico de temperatura, cuanto más alta sea la temperatura más eficaz será el proceso de muerte bacteriana, aunque el tiempo que se invierta en el proceso juega, en este caso, un papel fundamental.

La pasteurización es la manera más tradicional y antigua de proceder a la desinfección de los alimentos mediante el calor. Louis Pasteur, padre de la química y la microbiología modernas, desarrolló esta técnica cuya finalidad es la cocción de alimentos dentro de lo que establece una norma común determinada por las agencias reguladoras, dirigida a minimizar los posibles riesgos de intoxicación alimentaria. En definitiva, se hace referencia al tiempo preciso para reducir la presencia de agentes patógenos en un 97,999%.

Hay tres procedimientos básicos de pasteurización diferenciados: la pasteurización VAT o lenta (calentar hasta una temperatura de unos 63 grados centígrados y luego enfriar media hora), la pasteurización a altas temperaturas (hasta 89 grados centígrados) y el proceso a altas temperaturas, que consiste en calentar durante apenas dos segundos el alimento a temperaturas superiores a 135 grados centígrados para luego proceder a su rápido enfriamiento.

Medidas para asegurar la salubridad

Una de las grandes aportaciones de las envasadoras al vacío es que hacen el proceso de pasteurización mucho más sencillo, ya que se puede proceder a envasar el alimento, calentarlo hasta que llegue a la temperatura deseada en el núcleo del producto y luego mantenerlo en ese nivel durante el tiempo necesario. En este caso, se juega con la duración de cara a garantizar la seguridad y salubridad del alimento, no en su textura.

El proceso de pasteurización garantiza la seguridad del alimento, especialmente necesaria en las carnes de aves, y se hace imprescindible si los alimentos van a ser almacenados para su posterior regeneración y consumo. Los alimentos al vacío deben cocinarse a niveles de pasteurización y pueden ser almacenados hasta 30 días a 1 grado centígrado y tres a 5 grados centígrados.

En nuestra web puedes encontrar toda clase de abatidores de temperaturahornos mixtos o máquinas para envasar al vacío profesionales. Ponemos a disposición de los clientes herramientas para gestionar de manera totalmente segura los procesos de calentamiento y enfriamiento de los alimentos, ya sea con una finalidad higiénica o con el objetivo de conseguir los mejores resultados en términos de textura y sabor en los platos.

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

¿Estás interesado en nuestros productos?

¡Ponte en contacto con nosotros y uno de nuestros asesores te informará sin compromiso!

Infórmate ahora!

Más de 7.000 referencias activas

Gracias a la mejora continua de los procesos de fabricación, la inversión constante en I+D y la relación con nuestros clientes

Customización en longitud

Posibilidad de customizar en longitud mesas, encimeras, módulos y estanterías. La adaptación perfecta para tu cocina

Expedición en 24 horas

Un automatizado sistema productivo, altamente eficiente y un amplio stock de referencias, nos permite ser los más rápidos del sector