Platos precocinados y envasados al vacío

La sociedad moderna ha provocado un cambio significativo en los hábitos alimenticios de la población. Una de las transformaciones más notables es el auge de las máquinas de envasado al vacío mediante la introducción de gas, como las que distribuye Distform, debido al espectacular aumento de la demanda de platos listos para el consumo.

Platos precocinados y envasados al vacío

La sociedad moderna ha provocado un cambio significativo en los hábitos alimenticios de la población. Una de las transformaciones más notables es el auge de las máquinas de envasado al vacío mediante la introducción de gas, como las que distribuye Distform, debido al espectacular aumento de la demanda de platos listos para el consumo. Y es que la progresiva incorporación de la mujer al mercado laboral ha modificado su papel en el ámbito familiar y, por tanto, ha dejado atrás su protagonismo en la cocina doméstica.

Esta modificación en las costumbres ha supuesto la difusión masiva de comida ya preparada para el consumo directo, que permite a los usuarios ahorrar tiempo. Las ensaladas, los sandwiches y bocadillos, las pizzas y las carnes y pescados ya cocinados son productos habituales en las neveras de las familias actuales. Pero no sólo los particulares recurren a los alimentos envasados al vacío. Servicios públicos como los hospitales y privados como las empresas de catering, por ejemplo, utilizan este tipo de productos protegidos y elaborados en su día a día, ya que permiten planificar mejor los recursos y el tiempo de preparación.

Los platos listos para el consumo requieren un especial cuidado en su conservación previa a la distribución a los centros de consumo. Las investigaciones realizadas en este sector han permitido la comercialización de gases para el envasado en atmósfera modificada de comida precocinada. La ventaja que ofrece esta modalidad de conservación es poder utilizar más productos frescos en los platos preelaborados sin que éstos pierdan propiedades.

La aplicación de atmósferas modificadas previene las alteraciones por oxidación, enranciamiento de las grasas y, además, ralentiza la proliferación de microorganismos al emplear dióxido de carbono (con marcadas propiedades bacteriostáticas y fungiestáticas). Así, los alimentos pueden conservarse a temperaturas superiores a cero grados centígrados durante el tiempo suficiente para realizar su distribución.

Así, las envasadoras al vacío combinadas con los últimos avances en conservación mediante atmósferas modificadas suponen una garantía para la comercialización y el posterior consumo de los platos precocinados con total seguridad desde el punto de vista de la calidad alimenticia.

En el envasado con atmósfera modificada se envasa el alimento extrayendo totalmente el aire de la bolsa e inyectando una mezcla de gas adecuada a cada producto. En la mayoría de platos precocinados y envasados se usa una mezcla del 80% de nitrógeno y del 20% de dióxido de carbono (producto BIOGON®NC20 de Linde) el cual no altera la composición del alimento y ayuda a mejorar su conservación.

La envasadoras al vacío TekVac por sensor disponen de entrada para gas inerte para aplicar estas múltiples opciones de envasado con atmósfera modificada.

Fuente: Abelló Linde

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

¿Estás interesado en nuestros productos?

¡Ponte en contacto con nosotros y uno de nuestros asesores te informará sin compromiso!

Infórmate ahora!

Más de 7.000 referencias activas

Gracias a la mejora continua de los procesos de fabricación, la inversión constante en I+D y la relación con nuestros clientes

Customización en longitud

Posibilidad de customizar en longitud mesas, encimeras, módulos y estanterías. La adaptación perfecta para tu cocina

Expedición en 24 horas

Un automatizado sistema productivo, altamente eficiente y un amplio stock de referencias, nos permite ser los más rápidos del sector